Juan


San Juan Apodos: El discipulo amado. Hijo del trueno, por su ímpetu. El que está sobre el pecho, por apoyarse en Jesús en la última cena. El Teólogo, por la profundidad de su Evangelio, que difiere en no pocos aspectos de los sinópticos.
Icono: Casi siempre se le representa como un hombre joven afeitado y sin barba, aunque también aparece a veces como un anciano de larga barba blanca, por ser el apóstol que alcanzó una edad más avanzada.
Atributos: Un águila, por el alto vuelo de su pensamiento y porque su Evangelio comienza justamente 'arriba', 'en el cielo', "junto a Dios" (Jn. 1, 2). Serpiente, por la leyenda del veneno. Una pluma o un rollo en que se lee el comienzo de su Evangelio ("In princípio erat Verbum", "En el principio era el Verbo"). Un tonel o una caldera, recuerdo de su martirio en aceite hirviendo.

ORÍGENES

Es el discípulo más importante sólo superado por Pedro, y fue el autor del cuarto Evangelio, tres cartas y el Apocalipsis... Cuando Jesús murió en la cruz Juan tenía unos 23 años.

Hijo de Zebedeo, hermano de Santiago y discípulo de Juan Bautista nació en el año 7 d.C en Betsaida.

VIDA

Vivió primero en Antioquía y después en Éfeso, donde escribió su evangelio. Cuando coincidió con Jesús era pescador en Betsaida. Está con Jesús en los sucesos más importantes de su vida: al lado de Jesús en la última cena, junto a la cruz con la Virgen María y fue testigo junto a Pedro del sepulcro vacío.

Luego viajó a Roma, donde por orden del emperador Domiciano, fue echado (ya cerca de los noventa años de edad) al aceite hirviendo cerca de la Puerta Latina. Salió indemne del suplicio y fue deportado a la isla de Patmos, donde escribió el Apocalipsis. Murió a finales del siglo I.

Cuenta una historia del S. VI que en Efeso, un sacerdote del templo de Diana le ofreció a beber a Juan un vaso de veneno. Él lo bendijo y se lo tomó sin sufrir daño. Las pinturas muestran como se escurre el veneno en forma de serpiente.